El mosquito tigre continúa su colonización en Cataluña

Una década después de la llegada de los primeros ejemplares, los expertos aseguran que es imposible erradicarlo y que los humanos se han acostumbrado a su presencia

Una década después de la aparición de los primeros ejemplares de mosquito tigre se confirma que el insecto llegó para quedarse. Ha destacado por su capacidad de adaptación, imprescindible para su extensión. Y los humanos nos hemos acostumbrado tanto a su presencia que incluso nuestro sistema inmunitario ha normalizado sus picaduras, que ya no resultan tan dolorosas como en los primeros años.

Desde que se detectó su presencia por primera vez, en 2004 en Sant Cugat del Vallès, el mosquito se ha extendido progresivamente hasta colonizar 312 municipios de Catalunya y prácticamente todo el litoral y el prelitoral del país. La cifra de nuevos municipios creció hasta 2011, cuando en un solo año alcanzó 70 nuevas localidades, aunque desde entonces se ha producido un cambio de tendencia y se ha reducido la intensidad (46 nuevos municipios en 2012 y 22 en 2013). “Es un mosquito muy agresivo que sigue a las personas, es capaz de perseguir a una persona incluso hasta el interior de un coche”, explica Pagès. De esta manera se explicaría que la extensión del mosquito coincida con la ruta de la autopista del Mediterráneo (AP7) y se haya detectado la presencia del mosquito en zonas incluso de Murcia.

La presencia de menos vías de comunicación y líneas ferroviarias lejos de la costa explica los problemas del mosquito tigre para llegar a zonas del interior de Catalunya, junto con unas temperaturas más frías que dificultan su reproducción, según el responsable del centro de control de mosquitos del Baix Llobregat, Roger Eritja. El investigador recuerda que “el mosquito ha llegado para quedarse, en ningún sitio donde se ha detectado se ha conseguido erradicar”.

Fuente: http://www.lavanguardia.com/local/baix-llobregat/20140428/54406326206/mosquito-tigre-colonizacion-catalunya.html#ixzz30mtvXzT3